Los rumores de internet – BBC Mundo

Desde que la red se volvió popular, por sus bits y sus pixeles han circulado infinidad de rumores.

Algunos son obvios y se encuentran en cadenas de correo electr√≥nico. “Advierten”, por ejemplo, que si no se env√≠a un correo a 10 amigos, la cuenta de chat del lector ser√° borrada.

Otros son menos obvios y m√°s elaborados. Incluso, hay enga√Īos que est√°n tan bien hechos que han logrado llegar a los medios de comunicaci√≥n.

¬¬ŅQu√© les parece si leemos algunos ejemplos y consejos para cerciorarnos de que la informaci√≥n que leemos es real?

Primer enga√Īo: Steve Jobs retirar√° el iPhone 4 del mercado (publicado en un diario brit√°nico)

En Twitter existen muchas cuentas falsas para parodiar a empresas o personas. Una de ellas es @stevejobsceo, que busca satirizar al presidente ejecutivo de Apple. Con sólo leer sus tweets, es posible descubrir que el contenido es una broma.

A√ļn as√≠ un diario brit√°nico crey√≥ que la cuenta era real y public√≥ una noticia citando el tweet como fidedigno.

jobsparody226.jpgLa broma dec√≠a: “Quiz√° tengamos que retirar del mercado el nuevo iPhone. Esto es inesperado”. El diario titul√≥: “El iPhone 4 de Apple podr√≠a ser retirado”.

Segundo enga√Īo: McDonalds reparti√≥ condones por accidente en la Cajita Feliz (publicado en un diario mexicano y varios blogs)

La historia era curiosa, pero completamente falsa. Seg√ļn ella, por un error en un env√≠o Mc Donalds hab√≠a puesto condones en decenas de “cajitas felices”, mientras que una escuela secundaria hab√≠a recibido los juguetes. La nota ten√≠a citas textuales y declaraciones de la empresa y la escuela.

El contenido era tan real que decidimos investigar m√°s. Y ah√≠ fue que cuando al ir a la fuente original -en el peri√≥dico la nota estaba firmada como “Redacci√≥n”- descubrimos que √©sta era CAP News, un sitio que claramente especifica que todo el contenido que publica es s√°tira.

Tercer enga√Īo: Una red social revelar√° los datos de sus usuarios (circulada masivamente en redes sociales)

S√ļbitamente en Twitter comenzaron a aparecer v√≠nculos a un supuesto cable de una agencia noticiosa que dec√≠a que gracias a un correo electr√≥nico se hab√≠a descubierto que el sitio de preguntas y respuestas Formspring revelar√≠a los datos de sus usuarios, hasta entonces an√≥nimos.

Incluso se circul√≥ un v√≠nculo a una nota supuestamente firmada por la agencia que mostraba su logotipo. Todo era falso y una simple b√ļsqueda en el propio material de la agencia bastaba para descubrir que no hab√≠an publicado dicha informaci√≥n.

En los tres casos aquí descritos parece obvio que el mayor problema es que antes de publicar o difundir la información no se revisó la fuente original de la historia.

La vida moderna con sus prisas y m√ļltiples ocupaciones hace que en muchas ocasiones se d√© por bueno un contenido s√≥lo porque alguien nos lo coment√≥ o porque lo le√≠mos en alg√ļn lado.

Por eso cuando una información parece increíble -por más extraordinaria que sea- siempre es bueno revisar la fuente original o, como hacemos en BBC Mundo, cerciorarnos de que al menos dos fuentes distintas den por buena la noticia.

No basta con que dos sitios o medios publiquen exactamente el mismo contenido, si la noticia parte de la misma fuente.

enquienconfiar226.jpgHacer noticias falsas es una labor sencilla. Incluso BBC Mundo desarroll√≥ un juego interactivo para que las comunidades en l√≠nea puedan experimentar con informaci√≥n enga√Īosa y reflexionar sobre el valor de las fuentes confiables de noticias.

Aquí pueden ver el juego y acá pueden leer más sobre el tema.

Ante el ascenso de internet hay que recordar que a la red hay que tratarla igual que a cualquier otro medio: con sano escepticismo. A fin de cuentas la capacidad humana de cuestionar las cosas es lo qué nos hace una especie aparte.

Cómo decía mi abuela hay que estar con un ojo al gato y otro al garabato.

Si te ha gustado este post, suscríbete al feed.

Categorías: General