Internet: ni panacea ni fiasco – Hargentina

Acabo de encontrar un art铆culo de hace algunos meses donde el veterano intelectual de izquierda Atilio Bor贸n apunta su espada interpretativa sobre Internet. O mejor dicho sobre los que creen que la red es la panacea de la libertad de expresi贸n. Los trata a todos de ingenuos y propagandistas impensados del sistema capitalista para finalmente echar un manto de cuasi repudio a la red y sus reales posibilidades de libre expresi贸n y comunicaci贸n.

侣縋ero realmente, los autores por 茅l criticados, creen que la red es el reino de la libertad total? Habr铆a que leer completas todas las obras a las que hace referencia, porque las citas que aporta en este art铆culo no parecen suficientes:

鈥淪e ha vuelto un lugar com煤n creer que la Internet es por excelencia el 谩mbito de la libertad de nuestro tiempo. Much铆sima gente, y no pocos te贸ricos, sostienen que se trata de un espacio lib茅rrimo donde las antiguas restricciones que el papel impreso impon铆a a la producci贸n y circulaci贸n de las ideas han quedado definitivamente superadas. Basta con leer algunos pasajes del libro de Hardt y Negri, Imperio; o los tres tomos de Manuel Castells, La Edad de la Informaci贸n: Econom铆a, Sociedad y Cultura, para apreciar la profundidad y ramificaciones de esta creencia鈥

鈥淓l libro de Castells se edifica 铆ntegramente sobre esa superstici贸n. Pero contrariamente a lo que asegura la charlataner铆a posmoderna la Internet ni es horizontal, descentrada o desterritorializada. Lo que aquellos autores se empe帽an en negar es que la Internet es una estructura que tiene centros de monitoreo y control, y en donde cierto tipo de comunicaciones est谩n bloqueadas, casi todas vigiladas y algunas son censuradas鈥

Luego imputa ingenuidad.

S贸lo esp铆ritus muy ingenuos pueden suponer otra cosa鈥︹

En esta parte hace la referencia a mi juicio m谩s acertada de su planteo, que quedan desvirtuadas luego por las conclusiones totalizadoras de su enfoque:

鈥淯na de las tesis m谩s importantes de este tiempo es, precisamente, exaltar a la Internet como el reino de la libertad, convirtiendo as铆 a uno de los preceptos de la ideolog铆a dominante en una verdad supuestamente irrefutable. Pero las evidencias que destruyen ese mito son abrumadoras鈥︹ 鈥淪on muchas las experiencias que refutan el car谩cter democr谩tico y libertario de la red鈥

Es cierto, son muchas las que desmienten que sea el reino de la libertad de comunicaci贸n, pero son muchas tambi茅n otras las que demuestran los enormes niveles de libertad concreta que permite en relaci贸n a lo que hist贸ricamente han sido los medios en el mundo capitalista. Sin ir m谩s lejos, el presente art铆culo de Bor贸n lo estoy leyendo por internet sin necesidad de acudir a alg煤n otro medio donde su opini贸n podr铆a ser no incluida por la sencilla raz贸n de no ser considerada para publicarse. Entiendo que es criticable que se haga uso pol铆tico del concepto de internet como fuente ilimitada de la libertad, dato que es err贸neo, porque es atribuirle a la ideolog铆a dominante una virtud que no tiene, como si quisi茅ramos demostrar que el sistema capitalista 鈥渆s tan bueno que ha creado una herramienta ultra libertaria鈥, pero otra muy distinta es negar la cantidad y calidad de libertad de expresi贸n efectiva que permite, enormemente mayor a la de los medios tradicionales dentro de este sistema donde estamos inmersos. Y entiendo por libertad de expresi贸n efectiva aquella que implica al mismo tiempo unos niveles concretos de circulaci贸n y propagaci贸n del mensaje, ya que la libertad de expresi贸n en potencial sin que se tenga en cuenta los niveles de posibilidades de concreci贸n del acto comunicativo en la pr谩ctica es una falacia; una m谩s de las que desgraciadamente nos propone a menudo el sistema.

Luego se帽ala para fundar su rechazo episodios de control o censura en la red como por ejemplo:

鈥淥sama Bin Laden ya no tiene lugar en la red social de Internet鈥

侣縋orque el sitio de Bin Laden es cerrado no podemos desconocer todo lo permite internet en materia de circulaci贸n por fuera de los medios establecidos? Que la red es una estructura que puede ser sometida a control centralizado cuando el poder as铆 lo quiera es obvio. Con los datos que poseo no creo que haya un control centralizado absoluto las 24 horas de cada byte del universo que circula por la red, se necesitar铆a un muy numeroso ej茅rcito de expertos inform谩ticos de inteligencia encerrados en oficinas monitoreando todo, evento que se parece a una fantas铆a de ciencia ficci贸n, pero lo que si es real y obvio es que los centros hegem贸nicos del poder econ贸mico y pol铆tico de los pa铆ses centrales -principalmente desde el gobierno de los Estados Unidos- tienen los elementos necesarios para controlar aquello que les pareczca de su inter茅s estrat茅gico cuando les plazca, y de bloquear o anular lo que quieran si es que as铆 lo desean. Obviamente que este control es selectivo y si bien marca que la libertad absoluta es un mito, tambi茅n deja claro que existen enormes espacios cuyos contenidos circulan sin impedimentos.

Ingenua termina siendo la lectura de Bor贸n que totaliza una situaci贸n y saca conclusiones sin ubicar los conceptos con sus debidas coordenadas de contexto. No hay modo de medir comparativamente niveles concretos de libertad sino en t茅rminos relativos, por lo que la m谩xima resultante ser铆a reconocer que la red no es el para铆so libertario como pudieran presentarlo los defensores de la ideolog铆a que la cre贸, pero a la vez defender el aprovechamiento de sus evidentes posibilidades de circulaci贸n libre que superan abrumadoramente a las que ofrecen los medios tradicionales.

Si te ha gustado este post, suscríbete al feed.

Categorías: General