Nuevo libro: Los más cerrados chistes de piqueteros

(Por AnÃbal Litvin) Se viene un éxito más impactante que Harry Potter: una recopilación de chistes acerca de piqueteros, que se escuchan a diario en las calles… cortadas, e ideales para leer en el auto mientras espera que los piqueteros despejen la ruta. Como muestra, un adelanto: ¡otra que los chistes de gallegos!

Un policÃa a otro:
-El otro dÃa conocà a un piquetero gallego.
-¿Cómo lo reconociste?
-¡Porque quemó las gomas sin sacarlas del auto!

-¿En qué se parecen un piquetero con ganas de trabajar a Superman?
-En que los dos son personajes de ficción.

-¿En qué se parece un millonario a un piquetero?
-Én que ambos siempre tienen por lo menos un palo en su poder.

-¿Cuál es el colmo de los piqueteros?
-Cerrar una cortada.

Era un piquetero con tanta mala suerte que el dÃa que se fue de vacaciones a Mar del Plata con el auto, una manifestación de turistas le cortó la ruta 2.

-¿Qué hacÃa un piquetero desnudo en el baño con una foto de Pampita?
-Le estaba sacando humo a la goma.

-¿Cuál es el colmo de un piquetero?
-Pagar peaje para poder cortar la autopista.

Era un piquetero tan miedoso que en vez de cortar las calles, cortaba las veredas para que no lo atropellaran.

A los piqueteros le dicen “Favaloro”: toda la vida cortando arterias.

Era un piquetero tan tonto que quiso cortar un puente aéreo y se cayó desde 3.000 metros de altura.

Una prostituta le dice a la otra:
-Me contrataron los piqueteros.
-¿Para qué?
-Dicen que yo sola en medio de la calle paro más autos que ellos cortando las rutas.

Paradojas: cuando los piqueteros cortan una arteria, a los automovilistas se les hinchan las venas.

Si te ha gustado este post, suscríbete al feed.

Categorías: humor