Manual para politicos en campańa

(Por AnĂbal Litvin) Elecciones nacionales, elecciones en ciudad de Buenos Aires, elecciones en provincia, ley de lemas. Candidatos por aquĂ, debates por allá, actos por más allá. Y los polĂticos hacen de todo por ligar un votito. AquĂ una serie de consejos para que nuestros futuros representantes no se equivoquen a la hora de hacer campaña.

1) Infle siempre las encuestas. Si tiene un 29 por ciento, diga 35. Si tiene 1,3, diga 8. Si todas, todas las encuestas le dan el 0,3, diga que hay una campaña en su contra y manipulación de la información.

2) Si sabe que no va a ganar ni mamado, prometa cosas increĂbles: 15 policĂas por baldosa para cuidar la seguridad de la gente, aumento de sueldos del 300 por ciento, construcciĂłn de 345.309 nuevas obras pĂşblicas y cosas por el estilo. DespuĂ©s, si hay una hecatombe y de casualidad gana, arrĂ©glese como pueda.

3) En sus actos, busque golpes de efecto. Si lucha contra los ñoquis, arroje ñoquis a la gente. Si quiere arreglar el PAMI, reparta marcapasos entre el pĂşblico. Si quiere luchar contra las mafias, aparezca con una armadura de hierro o algo asĂ. Si despuĂ©s de estos golpes de efecto tiene alguna propuesta de cĂłmo hacerlo, mejor. Si no, con esto basta.

4) Si va primero en las encuestas, no vaya a ningĂşn debate ni mamado. Argumente siempre que su debate es con la gente para mejorar su calidad de vida. Si va perdiendo en las encuestas, pida el debate a los gritos y emplee palabras como “cobarde” y “cagĂłn” para referirse a su adversario.

5) Si finalmente se realiza un debate, no se gaste en querer dar a conocer sus propuestas. Prepárese un comienzo efectista, varias frases buenas para atacar al adversario, alguna denuncia que lo comprometa y póngase a gritar como todos y arme un pandemonium televisivo. Nadie va a entender nada pero si grita mucho mucha gente va a ver que usted tiene huevos (aunque sea una mujer) y que no se achica ante nada.

6) Visite lugares que nunca visitĂł en su putĂsima vida. Vaya a un hospital, viaje en colectivo, vaya a barrios espantosamente peligrosos (siempre con buena custodia, total es una vez sola y despuĂ©s, durante su mandato no aparece nunca más).

7) Realice actos que en su putĂsima vida volverá a repetir: Regale juguetes durante el dĂa del niño, actĂşe representando a San MartĂn en una fiestita escolar, maneje un torno en la Ăşnica fábrica que queda viva en el paĂs (ojo, no se corte los dedos).

8) Rebote las boletas electorales de su adversario. Aunque estén perfectas, hágalo solamente para joderlo. Si quiere jorobar al adversario, siempre recurra a la justicia electoral, aunque después no pase nada.

9) Haga notas divertidas para programas divertidos de tevé. En muchas lo terminan basureando y diciéndole cualquier cosa pero usted tiene que parecer siempre alegre, divertido, chistoso y de buen humor, aunque por dentro desee ahorcar al notero con su cinturón o con sus propias manos.

10) Siempre diga que gana en primera vuelta a pesar de que no sabe si llega quinto en esa instancia.

Estos son algunas claves de la campaña. Si usted conoce otras, envĂelas y ayude a nuestros polĂticos a ser mejores para que nos representen cabalmente y con fidelidad. AmĂ©n.

Si te ha gustado este post, suscríbete al feed.

Categorías: humor