Argentina: viva unas maravillosas vacaciones de infierno

(Por AnÃbal Litvin) ¡Mire qué lindo mi paÃs paisano! Tiene tantas opciones para disfrutar. Y estas vacaciones de invierno pueden ser la ocasión ideal para que turistas nacionales y extranjeros se lleven un recuerdo imborrable visitando todas estas maravillas:

1) Nada mejor que un paseo por el Congreso y visitar el Salón de las Coimas Perdidas, el salón de los Pesos Cobrados y otros tantos en donde nuestros representantes han defendido con su alma el honor de nuestra patria.
2) Mejor que el fakirismo hindú es ir a ver al sindicalista atornillado a su silla del PAMI. ¡Nadie lo puede mover! ¡Nadie lo puede sacar desde hace años! Admirable.
3) Entretenimientos a granel en el gran circo que usted puede ver en toda intendencia del conurbano. ¡Vea a los maravillosos punteros de barrio, tratando de sacar algún rédito! ¡Vea a los fabulosos ñoquis fumar y charlar en los pasillos sin hacer nada! Y como propuesta final: ¡descubra a los tres y solamente tres empleados que realmente trabajan allÃ!
4) Turismo aventura: Ferrocarril Sarmiento a las 2 de la mañana. (Mejor que la Montaña Rusa de Disney) Caminata por Fuerte Apache a cualquier hora (con chaleco antibalas, recargo 25 por ciento).
5) Si no tiene dinero para Bariloche, ¡no importa! Nada mejor que un slalom entre teresos de cualquier calle de Buenos Aires. Si quiere, caminando. Si no, en patineta. ¡Emocionante!
6) Disfrute del hermoso colorido que dan a la ciudad de Buenos Aires, los 342.432.987.432.987 afiches (todos pegados uno encima del otro) de la campaña electoral para jefe de gobierno de la ciudad. El Guernica de Picasso, un poroto, al lado de esto.
7) Espectáculos callejeros de nivel: los fabulosos malabaristas de cualquier esquina de Buenos Aires. Los niños cantores del Pan de Viena que venden panchos en Once. Música del Altiplano en el subte. Niños con acordeón en el microcentro. ¡Y los simpatiquÃsimos limpiaparabrisas que siempre con una sonrisa y buen humor nos piden una monedita para solventar su talento!
8) Emoción y vértigo con el auto por Panamericana y luego por Avenida Lugones. ¿El cartel de máxima dice 120? No importa: déle a 180 sin miedo. Una sensación maravillosa que será coronada con una foto de regalo a cargo del gobierno de la ciudad de Buenos Aires. Guárdela de recuerdo. Bonus: visita a choque múltiple con posibilidad de salir en televisión como testigo.
9) Y más emoción en una salida sin igual: baile en discoteca con gresca protagonizada por los incomparables… ¡patovicas! Más barato y mejor que ir a Japón a ver luchadores de Sumo.
10) Buenos Aires ecológica: antes de que muera, visite al último radical, raza en extinción que ya deberÃa Greenpeace comenzar a proteger.
11) Buenos Aires cultural: visita a los monumentos robados de la ciudad. Usted va a una plaza y no encontrará nada, ¡ni la placa recordatoria! ¡Unico en el mundo!
12) Y por sobre todas las cosas, disfrute del respeto, la hospitalidad, el buen humor y todas las virtudes de un pueblo que se desvive por atender a los turistas. ¡Grande Argentina!

Si te ha gustado este post, suscríbete al feed.

Categorías: humor