fķtbol chileno: perdidos en el espacio

Mientras cinco pa√ses sudamericanos compet√an con diferente suceso en la Copa del Mundo de Corea del Sur y Jap√≥n, los chilenos se conformaban con ver algunos partidos, s√≥lo algunos, por TV. A un torneo local sin prestigio ni figuras se le suma el desacierto de los dirigentes para diagramar un campeonato que atrape el inter√©s del hincha. La triste realidad de un f√ļtbol en decadencia, vista por uno de los alumnos del curso de periodismo deportivo de periodismo.net.
(Por Gonzalo Serrano) Hace un par de d√as el Presidente de la Asociaci√≥n de F√ļtbol Profesional de Chile (ANFP), Reinaldo S√°nchez, anunci√≥ la realizaci√≥n de un torneo rel√°mpago que tendr√° como principal objetivo definir cu√°les ser√°n los equipos que van a representar a Chile en la Copa Panamericana, proyecto ideado por la Confederaci√≥n Sudamericana en reemplazo de la Copa Conmebol y, respecto del cual, pa√ses tan importantes, como Argentina y Brasil, a√ļn no han asegurado su participaci√≥n, lo que demuestra la improvisaci√≥n de un f√ļtbol chileno que cada d√a est√° m√°s devaluado.
Lo lamentable, es que este torneo rel√°mpago anunciado por S√°nchez surge como la √ļnica forma de alivianar el d√©ficit econ√≥mico de equipos como Uni√≥n Espa√Īola y Deportes Concepci√≥n quienes deber√°n agregar a sus deudas, los problemas que les va a significar estar setenta d√as sin jugar (desde el 26 de mayo hasta el 4 de julio), esto despu√©s de haber quedado eliminados (junto a Audax Italiano y Cobresal), del actual sistema de campeonato, empleado durante este a√Īo que, al parecer, no previno esta situaci√≥n.

El campeonato regular intenta emular al sistema mexicano, dividido en dos torneos: Apertura y Clausura. Diecis√©is equipos jugar√°n todos contra todos, pero estar√°n divididos en grupos de a cuatro. Habr√° una tabla de c√≥mputo general de puntos en cada torneo, los que se aplicar√°n, adem√°s, en los grupos, determin√°ndose al final de las 15 fechas, los tres mejores equipos de cada grupo, obteni√©ndose as√ la clasificaci√≥n de doce equipos que jugar√°n los denominados Play Off, sistema que incluir√°, en otra genialidad de los dirigentes criollo, el “Gol de Oro”, justo cuando la FIFA lo hab√a desechado.
Pero eso no es todo, la falta de planificaci√≥n y seriedad permite que se d√© el caso de que hayan clasificado equipos con menos puntos que otros. Audax, por ejemplo, qued√≥ eliminado a√ļn teniendo mejor puntaje que cinco de los doce equipos clasificados. O, tambi√©n, que despu√©s de esta primera parte se clasifiquen los equipos por mejor puntaje y no por diferencia de gol, o sea que en los famosos Play Off ganar por un gol ser√° lo mismo que hacerlo por cinco.
Todo esto, como una muestra de la desorganizaci√≥n que existe en el f√ļtbol chileno, donde los sistemas de campeonatos se han ido cambiando, a√Īo a a√Īo, de hecho, desde 1996 que un torneo no conserva la misma estructura durante dos a√Īos seguidos (ver recuadro). Todos los a√Īos surgen nuevas ideas: aumentar los equipos; disminuirlos; dividirlos en zona; jugar con los de primera divisi√≥n “B” en un torneo conjunto; etc. No debe extra√Īar entonces que la televisi√≥n y el p√ļblico consideren que √©ste el f√ļtbol chileno sea un producto devaluado.
Las cifras as√ lo demuestran, la actual propietaria de los derechos del f√ļtbol chileno, Sky, no est√° dispuesta a pagar lo que cancel√≥ por √©stos hace cinco a√Īos, es decir, 57 millones de d√≥lares y medio. No s√≥lo porque no crea que √©ste ya no tiene la valoraci√≥n de anta√Īo, sino porque adem√°s no consiguieron la meta que esperaban de √©ste que era la de ingresar al mercado chileno. El campeonato simplemente “no calent√≥” a la gente.
El golpe m√°s duro dado a la ANFP por esta empresa fue la cesi√≥n a su propia competencia de uno de los tres partidos que transmite cada fin de semana. Lo mismo hab√a hecho Televisi√≥n Nacional dos a√Īos antes, al evaluar que los costos por transmitir los partidos era mayor que los ingresos percibidos. La otra empresa que trasmite un partido del f√ļtbol chileno a la semana es la cadena FOX asegura que la transmisi√≥n internacional de estos partidos marcan cero puntos de rating, registr√°ndose audiencia s√≥lo en Chile.
El sue√Īo de Francia ’98, que sobreval√ļo al f√ļtbol chileno, se ha ido desvaneciendo de igual manera que la ilusi√≥n de clasificar al mundial de Corea y Jap√≥n.
A√ļn sin saber qui√©n transmitir√° el pr√≥ximo campeonato -incluso se ha especulado con la posibilidad de que la ANFP cree un canal propio con este objeto- y cuanto se pagar√° por √©ste, hay equipos como Concepci√≥n, que, por una irresponsabilidad de la Asociaci√≥n del F√ļtbol ya se les ha adelantado la plata correspondiente a los derechos de televisi√≥n del a√Īo 2003. Incre√ble porque que √©stos a√ļn no se han vendido.
Adem√°s de la distribuci√≥n irresponsable de los dineros por parte de la mayor√a de los clubes, se agrega la falta de preocupaci√≥n de la ANFP a la hora de entregar los dineros. El Gerente de Everton de Vi√Īa del Mar, Luis Ramos, dice que hay mucha desidia por parte del organismo central por los dineros que se entregan a los equipos por conceptos de televisi√≥n. “Estos deben ser redestinados y no entregados as√ no m√°s a los clubes, debe haber una estandarizaci√≥n por parte de la dirigencia para, con esa plata, solucionar situaciones puntuales que deforman el espect√°culo”, como ocurre, por ejemplo, con las canchas o con detalles tan simples como las mallas de los arcos. “Si el entorno es bueno, yo invierto, pero hoy por la discontinuidad del campeonato, la publicidad se est√° retirando, la ANFP ha desviado el rumbo”, agrega.
No es de extra√Īar que la mayor√a de los clubes est√©n quebrados, incluso aquellos que parec√an invulnerables. Colo Colo est√° cargo de un “sindico de quiebra”, mientras que Universidad de Chile se haya a la espera de un milagro que le permita vender un jugador al extranjero y as√ poder salvarse de la crisis, la cual se cree es tan grave como la del club blanco.
Los clubes, como dice el Gerente de Santiago Wanderers, Carlos P√©rez, deben imperiosamente ordenar la casa: “No se puede gastar m√°s de lo que se tiene, se requiere, entonces, un orden administrativo, con una planificaci√≥n establecida antes de cada a√Īo y que debe necesariamente cumplirse” y, por √ļltimo, tener un rango de sueldos m√°s o menos parejo, no pagar mucho, pero tampoco muy poco, lo fundamental es darle seguridad al empleado”, concluye.
Ahora si nos proponemos la labor de entender el campeonato de la primera divisi√≥n “B”, debemos establecer antes un compromiso de perseverancia que nos obligue retomar una y otras vez las bases de este, cuantas veces sea necesario, hasta creer entenderlo. A grandes rasgos este se divide en tres etapas: Regional, Nacional y Liguilla. En el primero los equipos se dividen en zonas: norte y sur; en el segundo los cuatro mejores cada zona se juntan para jugar entre s√, de igual manera lo har√°n los ocho peores. Finalmente, se juntar√°n lo seis mejores del grupo de los ganadores, m√°s los dos mejores de los perdedores, para definir entre ellos qui√©nes ser√°n los que ascender√°n. Seg√ļn √©ste sistema se puede llegar al absurdo de que un equipo que haya obtenido cero puntos durante la primera parte pueda ascender a la primera divisi√≥n despu√©s de haber salido victorioso en las dos fases siguientes. Decimos absurdo, porque demuestra lo in√ļtil de la primera rueda, pero no por eso menos costosa.
El Gerente de Wanderers cuenta, por ejemplo, que para el concepto de viajes, antes se recib√a el apoyo de la Polla Gol –sistema de apuestas basado en los resultados del f√ļtbol- para traslados de m√°s de mil kil√≥metros, pero ya no, transportar a un equipo desde la zona centro al norte por avi√≥n tiene un costo cercano a los siete mil d√≥lares, que incluyen pasajes, estad√a, viaje en bus al aeropuerto, al estadio etc. De ah√ entonces que la v√a a√©rea sea restrictiva y a que los equipos de esta divisi√≥n pasen m√°s tiempo arriba de los buses viajando que en las canchas entrenando. Se llega a absurdos como los ocurridos el fin de semana reci√©n pasado, cuando Puerto Montt lleg√≥ a Vi√Īa del Mar a enfrentar a Everton, luego de recorrer cerca de cinco mil kil√≥metros, no obstante se encontraron con la sorpresa de que la cancha estaba inhabilitada a ra√z de la lluvia, tuvieron que devolverse sin haber jugado, a causa de que no contaban con los recursos como para solventar la estad√a a la espera de la reprogramaci√≥n.
Al revés del grito que los ecuatoriano están haciendo famoso en el mundial: ¡asà no se puede!

LOS √öLTIMOS CAMPEONATOS 2002 Campeonato Apertura (15 fechas m√°s liguilla) y Clausura (15 fechas m√°s liguilla)
2001 Treinta fechas divididas en tres tramos de diez cada una.
2000 Copa Carranza (16 equipos divididos en grupos de a 4) y Campeonato de 30 fechas.
1999 Treinta fechas, división del puntaje en dos, luego se enfrentaban los 8 mejores y los 8 peores.
1998 Copa Chile (Participan equipos de la A y la B) y Campeonato 30 fechas.
1997 Campeonato Apertura y Campeonato Clausura.

Si te ha gustado este post, suscríbete al feed.

Categorías: deportes