Mal de la vaca loca: el sacrificio generalizado de reses no es la mejor opci髇

(Por Laura Leibiker) La medida puede tener sentido frente a la manifestaci贸n de enfermedades vir贸sicas o bacterianas, pero no es necesaria en el caso de la encefalopat胊 espongiforme bovina (EEB).

La aparici贸n de numerosos casos de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob, que afecta a los seres humanos, provoc贸 gran alarma en Gran Breta帽a. Esta dolencia coincide –en s胣tomas y pron贸stico- con el “mal de las vacas locas” o encefalopat胊 espongiforme bovina (EEB).

La decisi贸n gubernamental de destruir a todas las reses pertenecientes a los establecimientos ganaderos donde se detect贸 la enfermedad provoc贸 la irritaci贸n de los criadores. Sin embargo, nuevas investigaciones que afirman que esa destrucci贸n generalizada no es necesaria abrieron otra v胊 de tratamiento.

Modos de propagaci贸n

Est谩 comprobado que la enfermedad no se contagia por proximidad ni por contacto, sino por la ingesti贸n de alimento contaminado.

Las vacas enfermas hab胊n sido alimentadas con piensos producidos a partir de despojos de ovejas. Luego de una exhaustiva investigaci贸n se devel贸 que esos despojos fueron tratados a una temperatura menor a la recomendada para evitar la transmisi贸n de la enfermedad de Scrapie (equivalente ovino de la EEB).

Es por eso que, a partir de esta nueva informaci贸n, la Comunidad Europea destruir谩 solamente a los animales de la misma edad que el afectado, sospechados de haber sido alimentados con la misma partida de piensos.

Laura Leibiker es alumna del curso de Periodismo Cient胒ico de Periodismo.net

Si te ha gustado este post, suscríbete al feed.

Categorías: ciencia