Notebooks NACOPOP – Cronista Comercial

Por Natalia Lesyk

En las últimas décadas, uno de los mercados más sólidos ha sido el de las computadoras portátiles, que aún con los vaivenes económicos mundiales y locales, persisten en el tiempo. En la Argentina, la imagen se repite con un panorama singular: varios son los fabricantes que apuestan a fabricar en el país y, otros, al ensamble, a través de socios locales. Pero también hay quienes tratan de sobrellevar las restricciones a la importación y, finalmente, están los que decidieron dejar de comercializar hasta que las reglas de intercambio sean más favorables.
En cualquier caso y más allá de las políticas comerciales, la categoría de notebooks sufre de un aggiornamiento por equipos cada vez más versátiles y delgados, entre los cuales destacan las ultrabooks, que parecen estar tomando la posta de las netbooks. Sin olvidar, claro, la agresiva competencia que vive el sector portátil tradicional de la mano de las tablets.
En cifras, GfK Retail and Technology relevó en su informe semestral que en los primeros siete meses de 2012, en el retail argentino se comercializaron algo más de 783.000 computadoras. En 2011, se habían vendido casi 837.000 unidades; una contracción superior al 6%. Dicha baja fue dada por las computadoras portátiles (-12%). Inversamente las desktop -las “perdedoras” de años pasados- mostraron una suba superior al 45%.
Al respecto, Vanesa Aznar, Project Manager de la consultora, explica: “La baja en la venta de notebooks se debe a que se estaban viendo afectadas por las trabas a las importaciones mientras se realizaba la transición y puesta en marcha de la producción local en Tierra del Fuego”. Mugitani San, jefe de Producto de Sony Argentina, cuenta que “el país es un mercado en crecimiento con un consumo fuerte en bienes durables. Por ello, en 2011, anunciamos una importante inversión para expandir la producción en Tierra del Fuego. Pudimos crear así modelos especiales para la Argentina de acuerdo al perfil del consumidor local”. Según aduce San, la movida les permitió alcanzar un share del 10%.

Raíces nacionales
La japonesa no fue la única marca global que apostó al desarrollo en el país. Lenovo es otra de las grandes empresas que -con el cambio de las reglas del juego comercial- decidieron introducirse localmente. En agosto de 2011, comenzaron a producir, también, en la isla patagónica de la mano de su socio NewSan. Desarrollaron el modelo G470, por su orientación al consumidor final. La buena demanda los inspiró en mayo a incorporar un segundo equipo a la producción local, se trata del G475. En cuanto al marco para hacerlo, Alexander Raven, Sales Manager Argentina, detalla: “La condición para fabricar localmente era que el lanzamiento se realizaría al mismo tiempo que a nivel mundial, sólo con una diferencia de semanas. La fabricación, sea en China o la Argentina, se planifica en el mismo momento”.
La decisión parece complementar el buen momento que vive la compañía. Según datos de IDC, tras el primer trimestre del año fiscal de la firma (finalizado el 30 de junio), Lenovo ocupa el segundo puesto en ventas a nivel mundial con una participación de mercado del 15% y, a nivel local, del 11%.
En Tierra del Fuego, arma también la dupla Positivo-BGH, que acaba de cumplir un año en el país. Según IDC, el joint venture, se ubica hoy en el tercer lugar del segmento de PCs, para el cual producen 60 mil unidades mensuales. En estos días, lanzará su primera tablet producida en el país.
Fuera del territorio austral, en 2008, Grupo Núcleo invirtió más de $ 15 millones para ampliar su planta en Mar del Plata de fabricación de PCs Eurocase. El desembolso incluyó un centro logístico, de fabricación y un robot SMT para la fabricación de memorias y plaquetas electrónicas de la marca PC Box. Esto les permitió alcanzar en 2011 una facturación de $ 380 millones, con un volumen de producción de notebooks de 60 mil unidades. “Nuestro valor es que, por estar hace más de 10 años en el país entendemos las necesidades tanto de usuarios como del canal de comercialización”, sintetiza Maximiliano González Kunz, CEO de Grupo Núcleo.

La comparación off shore
Desde 1990, EXO es otra empresa que opta por fabricar en el país. Su planta de producción se encuentra en Barracas, Ciudad de Buenos Aires. Jorge Scaramuzzo, gerente de Canales, recuerda que el desembarco local se dio “en un momento en el que encontramos un negocio que no estaba explotado: observamos que podíamos ofrecer computadoras fabricadas según la necesidad de los clientes y brindar un soporte post venta en el país, lo que hacía una gran diferencia”.
La compañía tiene un volumen de producción de 16.000 equipos mensuales, pero con la capacidad, según la necesidad, de incrementarla en un 40% más. “El 70% de las ventas, en la Argentina, son equipos portátiles. Este año, esperamos tener un 30% más de penetración que en 2011”, espera Scaramuzzo.
Otra que espera aprovechar el panorama nacional es Corporate Corp, empresa que nació en 1996 como Computers Depot, firma de retail tecnológico.
Lejos de Tierra del Fuego, la firma dio sus primeros pasos en el desarrollo de computadoras en la década de los ’90 en su fábrica ubicada en el barrio de Saavedra, en Capital Federal. Pero fue en 2011 cuando comenzaron con las notebooks bajo la marca Ken Brown y de la mano del programa estatal Conectar Igualdad, en el que lograron la licitación por 250 mil netbooks. Su volumen de producción oscila hoy en las 10 mil unidades mensuales.
En cuanto a la comparación con los equipos off shore, Patricio Kolker, gerente Comercial de Corporate Corp., sostiene: “No hay diferencias tecnológicas. Hoy, se producen en la Argentina con los mismos estándares de calidad que en los países más desarrollados. El mayor valor agregado está en el soporte técnico que se le puede dar al usuario final”.
Desde GfK Retail and Technology dicen: “Por las constantes variaciones, en el mix de segmentos (por la falta y sustitución de productos importados), 2012 muestra dos facetas muy distintas en el semestre que se fue y en el que comenzó. En nuestro país se vive un escenario que fluctúa entre la producción local y las trabas a las importaciones”.
Coinciden desde IFR Monitoring en que la fabricación local, en el segundo semestre, recupera el impulso. José María Gey, director General de la sede Argentina, comenta que: “En lo que va de 2012, contamos con 27.030 contra los 27.309 de igual periodo de 2011 (-1%). Lo que varió de manera muy sustancial fue el mix de productos en stock: cuando, en 2011, las notebooks representaban el 63,4%, la cifra este año cayó al 41%. Mientras, las netbooks pasaron de tener el 18,5 al 5,6%. Las ganadoras fueron las tablets (de 3,1% a 18,7%) y las All In One (de 8,8% a 30,8%)”.
Una de las últimas empresas en desembarcar en el desarrollo de equipos es RCA, quienes en julio de este año ampliaron su porfolio a las portátiles de la mano de Radio Victoria Fueguina, una de las empresas que ensamblan en Tierra del Fuego.
Germán Alonso, gerente de Productos Informáticos de RCA, añade que “nos centramos en el objetivo de buscar incrementar la fabricación nacional, complementando con productos que hasta ahora eran importados”.
Por su parte, PC Arts Argentina, es otra que fabrica computadoras nacionales, bako su marca Banghó. Si bien no es una compañía llegada por impulso de las nuevas reglas de juego que vive el mercado local, la compañía creada en 2004, bajo el liderazgo de Pablo Suaya, se consolidó como una de las principales de la industria. A 2012, mantiene tres plantas productoras en el país (Capital Provincia de Buenos Aires y Córdobay) donde genera más de 100 mil unidades mensuales. Para la isla fueguina, la empresa presentó un proyecto por el cual planea producir 334 mil unidades adicionales, entre notebooks y netbooks.

Para tener en cuenta
Al igual que, en el mercado internacional, las portátiles deben resistir hoy el embate de las tablets. No obstante, en el país, estas últimas, al promediar el año, representaban el 11% del mercado; aunque, hacia julio, las tabletas iniciaron una tendencia alcista, indican en GfK. Entre las razones podrían figurar las trabas a las importaciones.
En cualquier caso, el segmento a observar es, para la consultora, el de las ultrabooks. “Junto con las tablets, a priori, podrán afectar el desempeño de las notebooks y netbooks. Pero la tendencia tardará en darse, debido a los gaps de precios, donde las primeras marcas publicaron pisos de precio que rondan los
$ 8.999, cuando las netbooks no llegan en promedio a los
$ 2.500″, observan en la empresa de origen alemán. Queda por verse, cuánto y sí las portátiles nac&pop logran aprovechar la oportunidad.

 

Si te ha gustado este post, suscríbete al feed.

Categorías: General