Sergio Langer: “Estoy bebiendo de las mieles del 閤ito”

Es el dibujante de “La Nelly”, el grotesco personaje de la tira de humor pol胻ico del diario “Clar胣”. Francotirador de la clase media, est谩 orgulloso de su jubilada de barrio sin pelos en la lengua. Y por lo que dice, no est谩 dibujado.
Entrevista a Sergio Langer realizada por Eduardo Nocera, alumno del Taller de Entrevista dictado por An胋al L胻vin en Periodismo.net .

(Por Eduardo Nocera) Cada uno de sus dibujos de “La Nelly” dispara una perturbadora ambig黣dad en el ojo del observador: causa una impresi贸n de belleza y al mismo tiempo de repulsi贸n. 驴La raz贸n? Sergio Langer es un humorista gr谩fico diferente.

Los humoristas tienen fama de ser dif胏iles en el trato.
En general, los humoristas no son gente muy accesible. Yo soy un tipo divertido, tengo una predisposici贸n a cagarme de risa de todo, pero a veces tengo mal humor y entonces soy bastante agreta y no termino nunca de ser un tipo optimista, salvo con mi familia y en mi intimidad. 驴Sab茅s qu茅 pasa? La vida cotidiana es una constante generadora de problemas. 隆Pero tampoco soy el tipo que tuvo una vida tr谩gica y se dedic贸 a hacer humor gr谩fico para exorcizar sus penas!
Langer dice que la injusticia que ve en la sociedad argentina lo hace ser un humorista corrosivo. “Me rebela la desigualdad”, perjura sintetizando su posici贸n, y se r胑 de su frase hecha. No tiene humoristas gr谩ficos amigos pero tampoco est谩 solo, su coequiper francotirador es el guionista Rub茅n Mira, co-autor intelectual de ese 茅xito que es la tira c贸mica (y pol胻icamente 谩cida) “La Nelly”. Pero Sergio no cay贸 a la fama desde un paraca胐as: es un arquitecto de 45 a帽os que est谩 en pareja y es padre de una chica de nueve a帽os; es un artista que vivi贸 en los Estados Unidos (emigr贸 con la plata correspondiente a su indemnizaci贸n, luego del cierre del diario Sur, donde trabajaba) y dibuj贸 sobre pol胻ica internacional en “Newsweek”, “The Miami Herald” y “Los Angeles Times”. A su regreso, en 1993, ayud贸 a fundar con 5000 d贸lares la m胻ica revista de arte y comics “L谩piz Japon茅s”, y colabor贸 en Revista Noticias, P谩gina 12, La Prensa, Revista Fierro, diario Perfil (bajo las 贸rdenes de Gerardo Roz胣, y consiguiendo por su servicios otra suculenta indemnizaci贸n), Suplemento Zona, de Clar胣, M胹tica, Ol茅 (“Con Rub茅n hac胊mos una tira semanal que se llamaba Fair Play, que era la historia de un representante de futbolistas, una especie de Coppola barrial…”, recuerda), Revista Barcelona y… basta con ver cualquiera de sus “cuadraditos” para comprobar que su humor es cat谩rtico, y que ese humor a quemarropa (y no otro) lo instal贸 en la p谩gina de chistes del diario Clar胣, hace un a帽o.

驴En Clar胣 pod茅s hacer catarsis de lo que te pasa?
Nooo…, no puedo tener bronca y poner al jefe de la SIDE con nombre y apellido, y darle un palo. Aparte, 驴c贸mo me har胊 una cosa as, ahora que estoy bebiendo de las mieles del 茅xito (se r胑 a carcajadas)?

驴Es verdad que por la primera tapa de “L谩piz Japon茅s” te demandaron por 100.000 d贸lares?
S, me cay贸 un juicio que dur贸 cuatro cuatro a帽os. Pablo Jacoby, abogado de Memoria Activa, me defendi贸… Bueno, Pablo es un amigo de sus amigos, un hombre de c贸digos, como el Pato Pastoriza (lo dice ir贸nicamente), y yo siempre tuve la fantas胊 de 茅l me iba a defender en un juicio, y menos mal que fue en un juicio por un dibujo y no por una violaci贸n o un asalto. Lo que pasa es que yo hab胊 puesto el logo de la avena Quaker en la tapa de la revista, sin pedir permiso a la empresa, pero no sab胊 que hab胊 que pedir permiso para hacer un chiste con una marca. En fin, con el tiempo se vendieron todos los ejemplares. 隆Y pensar que los tipos quer胊n 100.000 d贸lares por mala utilizaci贸n de la marca…!

Cuando en Clar胣 se cancel贸 la historieta CaZados, de Carlos Trillo y O’Kif, en su lugar comenz贸 La Nelly…
(Interrumpe) Se iba a llamar “Barrio Sur”, iba a ser una tira sobre la comunidad, pero el nombre no ten胊 gancho para nada… Y no quer胊mos desaprovechar esa gran posibilidad para Rub茅n y para m. Era estar en el lugar de “El loco Ch谩vez” y de “El Nene Montanaro”.

驴C贸mo se hace “La Nelly”?
No se plante贸 como una tira pol胻ica, las cosa era hacer una tira para toda la familia, y nos sentamos a pensar y sali贸, Clar胣 hizo encuestas y se convenci贸. Haciendo una tira diaria aprend茅s el oficio, te haces m谩s popular, te humanizas, te hac茅s cargo de otra vida, acun谩s a tu personaje, le das de comer y te divert胹 con 茅l, resulta sencillo, no ten茅s que hacerla, dejarla, volverla a pensar y quedar de cama, es algo m谩s bien relajado. Yo capto la esencia de lo queremos decir, la dibujo, y despu茅s la pinta un colorista, Catriel Talarico.

驴Por qu茅 gusta?
En un personaje del barrio que llega a ocupar un espacio m胻ico de “Clar胣” cambiando el sentido de ese espacio – que a cualquier humorista le cuesta – , y sobreviviendo a ese cambio profundo. Por eso peg贸 y la gente te lo reconoce de dos maneras: o porque le gusta la tira o porque no le gusta, lo cual no est谩 mal. Yo descubr que el nivel de comprensi贸n de la tira es absolutamente impredecible, y as tom茅 conciencia de que mi laburo es parcial, y el deseo narcisista de que todos te lean no solo no es real, sino que no es bueno para uno. Siempre a alguno no le va a gustar, y si es un 茅xito no va a depender de mi, porque yo me puedo sentar a escribir un best seller y no me sale… Esta tira aparece en un pa胹 pos 2001, y el m茅rito es no hacer una cosa light con la vieja mala del barrio. Nelly es un arquetipo, como cualquier Pocha, que va por la calle con su bolsita, esperando la oportunidad de chusmear.

驴Pero fue deliberado el hecho de que el dibujo sea grotesco, agresivo y feo?
S, y que sea una jubilada soltera que habla desde el barrio, una Susanita de Mafalda con treinta a帽os m谩s, aunque no s茅 qu茅 opinar谩 el maestro Quino… “La Nelly” se qued贸 soltera, no tiene laburo, y se enfrenta a problemas disparatados todo el tiempo. Estuvo a favor de la dictadura militar en el ‘78, fue alfonsinista en Semana Santa, se hizo menemista con la convertibilidad y viaj贸 a Miami, dice lo que le sale del est贸mago y sabe con qui茅n estar cuando empieza a pudrirse todo, y gr谩ficamente es fuerte, pero sin tonos negros.

驴El chorizo de la tira es la encarnaci贸n del ser nacional?
Es el chorizo F茅nix, el chorizo que habla de todo y que renace de las cenizas: tiene mucho de c贸mo somos los argentinos, y va a formar parte de la mitolog胊 criolla (se r胑).

驴“La Nelly” inclina la balanza en el debe y haber de tu vida?
Recorr un camino, aunque hay un antes y un despu茅s de “La Nelly”, y en el 煤ltimo a帽o mi vida es otra cosa. A veces me pregunto qu茅 hubiera pasado conmigo si no hubiese salido la tira. 驴Yo hubiera seguido puteando que no era reconocido, pese a haber laburado tanto tiempo? “La Nelly” es un lugar de reconocimiento, y la punta para seguir creciendo, que eso es lo m谩s importante.

MIR脕 QUI脡N ESCRIBE
Tiene cuarenta a帽os y siempre fue un outsider. “Mi deporte predilecto es aborrecer”, confiesa. “Imaginate – contin煤a un hilarante Rub茅n Mira – , tengo como 胐olo a Jorge As胹, que me parece un genio”. Y agrega: “Despu茅s de muchos a帽os encuentro un lugar de donde decirle a todo el mundo: ‘驴Quer茅s ver porque chamuy茅 tanto tiempo? Mir谩 La Nelly en la contratapa de Clar胣’”. Al borde de ser el chanta al que no le gusta nada, Mira sabe que la peg贸, al inventar la voz de La Nelly. “Destru todas las oportunidades de mi vida de transformarme en lo que no quer胊 ser, como ser un universitario ejemplar”, ametralla este buscavidas anarquista, due帽o de un Mercedes Benz, novelista in茅dito, guionista de la nueva pel胏ula de Sergio Ren谩n, ex estudiante de Filosof胊 y autor del librito “Burroughs para principiantes”, un ser autodefinido como “el soltero m谩s codiciado del lumpenaje de Almagro y la clase ABC 1, o sea, las chicas proge, de nivel”. 驴Pero de d贸nde sali贸 el discurso de su criatura? “Del habla de la calle”, se帽ala, y repasa el trato de “La Nelly” para con los pol胻icos: “De Cristina adora sus ponchitos hechos en telares; con Mar胊 Julia comparti贸 la celda VIP y un jacuzzi con barros del Riachuelo, y a Menem le reclama la Ferrari. A An胋al Ibarra lo tiene para el cachetazo. En cambio, suspira por Carlos Reutemann y Felipe Sol谩, y elige a De la Sota para una noche de fiesta con lencer胊 er贸tica. Kirchner le da audiencia 隆transformado en un teletubbie! Los Fern谩ndez, Alberto y An胋al, le parecen un monstruo de dos cabezas peronistas”.

Si te ha gustado este post, suscríbete al feed.

Categorías: medios