Prestige Parte 1: Los oscuros intereses del petr髄eo

Otra profunda investigaci贸n realizada por un alumno del Curso de Periodismo de Investigaci贸n de Periodismo.net
El tema elegido en este caso es la cat谩strofe del Prestige -ocurrida en Espa帽a en noviembre de 2002- abordada desde m煤ltiples aspectos pol胻icos, sociales, econ贸micos, ecol贸gicos, etc.
A continuaci贸n la primera parte, dedicada a “los interseses del petroleo”.

(Por Luis Alamancos Pamp胣) A煤n no se ha escrito mucho sobre la compleja red de propiedad y control existente detr谩s del suceso. La historia que esconde la cat谩strofe muestra una vez m谩s que los Gobiernos y las instituciones internacionales han fracasado totalmente en imponer una regulaci贸n adecuada a la econom胊 global. Pero 驴Qu茅 se esconde detr谩s del petrolero hundido?

El Prestige era uno de los barcos m谩s antiguos de la flota de petroleros de la clase Aframax, que por su antig黣dad no cumplen con los requisitos actuales de seguridad, como el doble casco. Fue botado en 1976 en Jap贸n y llevaba a帽os en la lista negra elaborada por empresas petrol胒eras lusas y determinadas compa帽胊s internacionales. El petrolero fue revisado por 煤ltima vez en un puerto de la Uni贸n Europea el 1 de septiembre de 1999 en R贸tterdam (Holanda), donde se detectaron tres deficiencias y fue sancionado. En abril del 2001, tambi茅n fue sancionado en Nueva York, donde sin embargo la American Bureau of Shipping (Oficina estadounidense de navegaci贸n) aval贸 sus condiciones.

La trama griega
El Prestige es propiedad de una sociedad con sede en Liberia, Mare Shipping Inc., que para limitar su responsabilidad posee un solo barco, el Prestige. As, los pagos en caso de problemas quedan limitados al seguro, que en esta caso era de 25 millones de d贸lares, y se evita el posible embargo judicial de otras embarcaciones pertenecientes a los mismos due帽os. Mare Shiping figura en el registro de sociedades de responsabilidad limitada de Liberia, bajo un contrato de confidencialidad que encubre a sus titulares. Sin embargo, seg煤n los diarios The Independent y Le Monde, tras esta m谩scara se esconde la herm茅tica dinast胊 griega de armadores Coulouthros, con sedes en Londres y en el puerto de El Pireo, en Atenas. La misma empresa que posee el Prestige, Mare Shipping Inc, tambi茅n era propietaria del Mar Egeo, el petrolero que embarranc贸 en 1992 junto a la Torre de H茅rcules, en La Coru帽a, provocando una grav胹ima cat谩strofe medioambiental. Pero adem谩s, estos mismos armadores griegos eran los due帽os del Capit谩n Egeo, uno de sus mejores buques, que colision贸 en 1979 con el “Atlantic Express” frente a la isla de Togo en el Caribe, acabando con la vida de 28 marineros y causando un vertido de 280.000 toneladas de petr贸leo. Tras el drama del Capit谩n Egeo, las dos ramas familiares de los Coulouthros se separaron y la flota de 27 barcos, petroleros en su mayor胊, se dividi贸 en dos. En 1981, tras la muerte de John Coulouthros, el imperio naval se desgaja en un misterioso trust con m煤ltiples empresas pantalla sin relaci贸n legal. Seg煤n Lloyd’s List, una referencia en mat茅ria de transportes mar胻imos, esta cascada de empresas fachada –entre las cuales est谩 la propietaria del Prestige- es controlada por una empresa de fondos de gesti贸n, la Universe Mar胻ime, creada en 1998 en Grecia. La flota hermana del Prestige gestionada por Universe Mar胻ime acumula deficiencias en el 57% de las inspecciones portuarias de cada uno de sus cinco buques (cuatro petroleros y un cargero). En casi dos de cada cien revisiones (un 17%) los inspectores decretaron la detenci贸n de las embarcaciones hasta que se solventaran los problemas t茅cnicos detectados. El fat胐ico r茅cord de paralizaciones y ex谩menes negativos lo ostenta el buque Menalon, el m谩s antiguo de una flota cuyos integrantes tienen todos m谩s de 20 a帽os. En su curr胏ulum, que se remonta a 1976, figura un total de 64 deficiencias y dos detenciones.

Adem谩s, el Arcadia y el Greek Fighter, dos de los petroleros gestionados por Universe Mar胻ime, estuvieron implicados en sendos accidentes mar胻imos que no tuvieron consecuencias graves, aunque uno de ellos, ocurrido en Estados Unidos, pudo haber terminado en tragedia.

En agosto de 1996, el Arcadia estuvo a punto de provocar una cat谩strofe ecol贸gica en el estado de Washington al perder el control de la direcci贸n cerca de una refiner胊. Como el Prestige, este petrolero transportaba fuel pesado, muy similar al que afect贸 a las playas del norte de Espa帽a y la costa oeste francesa.

El accidente del Greek Fighter se produjo en el 2000, en el estrecho de Malacca, en Singapur, al chocar, sin consecuencias graves, contra un gasero noruego.

Como en el caso del Prestige este enclave asi谩tico era el destino de la carga del Greek Fighter, siendo un puerto de descarga habitual de hidrocarburos pesados, muchos de ellos procedentes de arcaicas refiner胊s rusas.

Los archivos navales no registran ning煤n accidente importante del Prestige anterior al del desastre del 13 de noviembre. No obstante , la clasificadora del barco, la estadounidense American Bureau of Shipping (ABS), si admite que en 1991 tuvo una importante aver胊 en uno de sus motores durante una traves胊.

La operadora del petrolero hundido frente a las costas gallegas insiste en que sus responsabilidades respecto al Prestige se limitan a una simple gesti贸n y esa es la relaci贸n comercial que mantiene con la empresa armadora. Tampoco aclaran si el conglomerado de empresas que est谩 detr谩s de cada barco est谩 bajo el control, tal y como afirman fuentes mar胻imas griegas, del clan griego Moulopoulos-Coulouthros. Sin embargo, los redactores de La Voz de Galicia tuvieron la oportunidad de consultar diversos registros y no deja de ser llamativo que las empresas propietarias de los barcos (Sea Grace, Calisto Holdings, Freedom Navigation, Acuatic Princesa y Gardenia Shipping) tengan como domicilio social la misma direcci贸n que Universe Maritime en Atenas: el n煤mero 215 de la avenida Kifisias, en el barrio de Marousi de la capital griega. Esta cuesti贸n fue calificada de “anecd贸tica” por fuentes pr贸ximas al entramado empresarial. Otra cuesti贸n anecd贸tica es la de que, aunque Universe Mar胻ime comenz贸 a gestionar el Prestige en mayo del 2001, la anterior operadora del buque, Laurel Sea Transport, tuviesa su domicilio en la misma ajetreada oficina de la avenida Kifisias. Y por 煤ltimo, es muy significativo que Konstantinos Moulopoulos figure como embajador de Universe Mar胻ime en la asociaci贸n internacional de propietarios de petroleros, Intertanko.

Las Bahamas: “un clima favorable”
El Prestige estaba registrado en la Autoridad Mar胻ima de las Bahamas (AMB). En su escudo puede leerse el lema “Progreso, honor, servicio”. Del progreso basta decir que en 1983 el pabell贸n ten胊 apenas 100 barcos y que a d胊 de hoy tiene m谩s de 1400, entre ellos los tres mayores cruceros de recreo del mundo y, curiosamente, 350 petroleros. Seg煤n la p谩gina web de esta instituci贸n, “el objetivo del pa胹 es llegar a convertirse en el mayor registro mar胻imo mundial en la pr贸xima d茅cada, y los propietarios de barcos de todas las nacionalidades son bienvenidos a izar la bandera de las Bahamas”. La Autoridad clama que entre las compa帽胊s que utilizan su bandera se encuentran las gigantes del petr贸leo Exxon International y Chevron y que las ventajas de las Bahamas incluyen “un clima favorable para los negocios y servicios financieros a nivel internacional” y que “las operaciones y los ingresos asociados a buques con bandera de las Bahamas est谩n exentos totalmente de impuestos”. Se podr胊 pensar que la Autoridad Mar胻ima de las Bahamas est谩 localizada en las Bahamas. Pues no: su oficina central est谩 en la City de Londres, en Minories 16, Londres EC3. La misma direcci贸n que la de la asociaci贸n de armadores bajo el pabell贸n de Bahamas.

Pero, 驴qu茅 responsabilidad real tiene la administraci贸n de Bahamas en las condiciones de navegabilidad y seguridad del Prestige? A nivel internacional, con independencia de las normativas dom茅sticas, el abanderamiento queda sujeto al Convenio de Ginebra de 1958 sobre Alta Mar y al Convenio Internacional sobre Derecho del Mar (conocido por sus siglas inglesas: UNCLOS). Ambos textos establecen que los buques navegar谩n bajo el pabell贸n de un 煤nico Estado; que la bandera estar谩 vinculada a un registro administrativo obligatorio; y lo m谩s importante, que cada Estado es libre para regular las condiciones de acceso a su registro nacional de buques, disposici贸n que permite burlar con facilidad el vago requisito de que haya una relaci贸n aut茅ntica entre la bandera del buque y sus propietarios. En base a esa libertad de abanderamiento, es encomiable la facilidad administrativa que Bahamas ofrece a sus futuros buques: basta con rellenar un formulario v胊 internet para iniciar los tr谩mites administrativos.

Por lo que respecta a las exigencias que Bahamas demanda a su flota, el Gobierno ha suscrito la totalidad de Convenios internacionales sobre seguridad y medioambiente. En base a la firma de dichos textos, los buques a matricular en funci贸n de su tipolog胊, han de presentar la misma catarata de certificados que tendr胊 que mostrar en caso de querer ser matriculado en Dinamarca o Francia (por algo Bahamas figura en la lista blanca del MOU).

Dos honorables Sociedades
Como el Estado es el responsable de que las diversas normativas se cumplan 驴quiere esto decir que Bahamas, un pa胹 con menos de 300.000 habitantes y una flota de m谩s de 1400 barcos, ejerce un control efectivo sobre la misma? Evidentemente no. La responsabilidad del control efectivo queda delegada en las Sociedades de Clasificaci贸n, aut茅nticas garantes de la seguridad de los buques. En el caso del Prestige, dicha Sociedad es la conocida ABS (American Bureau Shipping), que aval贸 sus condiciones para la navegaci贸n, revisadas en Dubai en mayo de 2002.

Estas Sociedades de Clasificaci贸n juegan un papel fundamental en la jungla del transporte mar胻imo donde reinan los pabellones de conveniencia y la opacidad jur胐ica. Las Sociedades expiden dos certificados que aseguran, tanto la fiabilidad de la estructura del barco, como las condiciones de seguridad a bordo. Seg煤n el semanario franc茅s L’Express, unas diez sociedades de clasificaci贸n homologadas se reparten la mayor parte del mercado, que engloba 40.000 buques, de los cuales 7.500 son petroleros. Dos de ellas, la mencionada ABS y Bureau Veritas certificaron al Prestige. Igual que ABS verificara al Amoco C谩diz en 1978, poco antes de que naufragase. De los 66 buques basura que Europa acaba de incluir en una lista negra, Bureau Veritas certific贸 14. Uno de ellos, el A飊 Temouchent, un carguero argelino de 20 a帽os, fue retenido seis veces en puertos durante estos cuatro 煤ltimos a帽os, despu茅s de hab茅rsele encontrado 190 deficiencias. Lo mismo ocurre con el Johanna Kathrina, un petrolero qu胢ico de 28 a帽os, matriculado en las islas Feroe, que fue retenido por los inspectores mar胻imos en sus cuatro 煤ltimos controles. 驴Qu茅 se modific贸 en este sistema desde el Erika y el Prestige?, pregunta Jo le Guen, defensor de la ecolog胊 marina. “Nada. Estas basuras siguen navegando con tranquilidad”.

El gobierno espa帽ol ha presentado el pasado 15 de mayo una demanda judicial contra ABS ante el Southern District de Nueva York, Second circuit, reclamando una indemnizaci贸n de 5.000 millones de d贸lares por los da帽os causados por el hundimiento del Prestige. La sociedad ABS en un comunicado colgado en su propia p谩gina Web, dijo que era consciente de que se hab胊n iniciado medidas legales en Estados Unidos relacionadas con su papel en el caso del Prestige. En marzo pasado, durante una comparecencia ante el Parlamento Europeo, Robert Somerville, presidente y director de operaciones de ABS, con sede en Houston, afirm贸 que la “responsabilidad del mantenimiento y de la reparaci贸n de un buque clasificado recae 煤nicamente sobre el propietario”.

Pero no son estos los 煤nicos problemas a los que se est谩 teniendo que enfrentar ABS. Seg煤n informa la Oficina de prensa del Ministerio de Fomento, a principios de julio la Direcci贸n General de la Marina Mercante ha iniciado las actuaciones necesarias para solicitar a la Comisi贸n Europea la revocaci贸n respecto de la Sociedad de Clasificaci贸n de Buques “American Bureau of Shipping (ABS) de su actual condici贸n de organizaci贸n reconocida para ser autorizada a efectuar funciones de inspecci贸n, control y certificaci贸n de buques de bandera europea.

Por otro lado, la asociaci贸n ecologista Keep it Blue demand贸 a la sociedad de certificaci贸n Bureau Veritas, que en julio de 2001 hab胊 otorgado un certificado de seguridad al Prestige v谩lido hasta 2006.

El letrado de la organizaci贸n, Emmanuel Ludot, comunic贸 a la agencia de noticias EFE, que en la audiencia ante el Tribunal de Nanterre, a las afueras de Par胹, “qued贸 probada la responsabilidad de Veritas en la certificaci贸n de la seguridad del barco, aunque el grado de las responsabilidades no podr谩n ser determinadas hasta que no tengamos el dossier”.

Veritas, por su parte, afirma haber trabajado conforme a las normas internacionales y niega haber cometido negligencia en su actuaci贸n sobre el Prestige.

Los poderosos amigos de Marc Rich
El fuel ahora derramado por el Prestige era propiedad de una sociedad mercantil petrolera llamada Crown Resources AG, una compa帽胊 creada en Gibraltar en 1996 con el nombre de Crown Trade and Financial Ltd. (CTF Ltd) para asumir el negocio de comercio internacional de Crown Trade and Finance Inc. (CTF Inc), domiciliada entonces en las Islas V胷genes Brit谩nicas –otro para胹o fiscal como Gibraltar- y creada a su vez en 1992. Esta 煤ltima era filial de la empresa rusa Crown Trade and Financial Holdings, que luego cambi贸 su nombre por Alpha Group.

En 1997, Crown Resources abri贸 una oficina en el 33 de Cavendish Square, Londres W1. Esta oficina es ahora la m谩s grande de la compa帽胊. En julio de 2000 las oficinas centrales se trasladaron a Zug, Suiza, donde tambi茅n tiene su sede el grupo empresarial controlado por el empresario Marc Rich. Crown intent贸 la compra de una de las principales sociedades de comercio internacional de Rich cuando 茅ste fue condenado a prisi贸n en los Estados Unidos. Finalmente la operaci贸n se desbarat贸. Sin embargo, y curiosamente, un hombre de confianza de Marc Rich que dirigi贸 Marc Rich Investment (la principal inversora de Rich) Steven Rodofsky, aparece como director ejecutivo de Crown Resources. Este dato le ha parecido muy sugestivo a los investigadores espa帽oles del Grupo parlamentario de Izquierda Unidada. Tambi茅n la abogac胊 del Estado del Gobierno espa帽ol ha solicitado formalmente en Madrid mayor informaci贸n sobre las gestiones de fusi贸n entre Rich y Crown Resources. Pero, 驴Qui茅n es Marc Rich? Y 驴Por qu茅 se maneja con tanta cautela su nombre?

El financiero Marc Rich, lleg贸 a ser el sexto hombre m谩s buscado del FBI acusado de 51 delitos fiscales (por evadir 48 millones de d贸lares por los que la Fiscal胊 de Nueva York solicitaba hasta 300 a帽os de c谩rcel). Aunque no solo se le acusaba de delitos fiscales, sino que tambi茅n (tal y como se帽ala el diario Clar胣) en su contra hab胊 causas abiertas por la venta de cereales a la ex URSS durante el embargo norteamericano de 1979-80, por el env胦 de petr贸leo a Sud谩frica durante el embargo internacional contra el r茅gimen racista y por ventas a Ir谩n en tiempos de bloqueo econ贸mico. El ex ministro ruso Oleg Davlydov afirm贸 recientemente en la revista Forbes que Rich fue uno de los organizadores de la masiva evasi贸n de capitales de Rusia al extranjero a trav茅s de las llamadas compa帽胊s off-shore. Rich aconsej贸 a Boris Berezovsky c贸mo adquirir las grandes compa帽胊s de recursos energ茅ticos de la extinta URSS a bajo precio y evadiendo impuestos para despu茅s revenderlas a precios exorbitantes a trav茅s de oscuras sociedades suizas, entre ellas dos del propio Rich. Klebinov afirma que “Rusia acab贸 totalmente saqueada”.

Booris Berezovsky es uno de los cinco rusos m谩s ricos. Apadrinado por Marc Rich est谩 considerado como por la prensa como el l胐er de la mafia rusa. Con un peso excepcional en el sector medi谩tico, fund贸 Logovaz, concesionario de Fiat y Mercedes y accionista de Aeroflot. El periodista y colaborador de “The Wall Street Journal” Paul Klebinov se帽ala en su libro “El Padrino del Kremlin” que Marc Rich mantiene intereses financieros con la mafia rusa junto a Berezovsky y agentes de la ex KGB.

Pese a este dilatado curr胏ulum y a pesar de ser el sexto hombre m谩s buscado por el FBI, ha merecido, sin embargo, dos indultos presidenciales de dos gobiernos de distinto signo pol胻ico. 驴Por qu茅? La causa hay que buscarla en el respaldo pol胻ico de Rich dentro del partido Republicano de los Estados Unidos, que gestion贸 su indulto en las causas judiciales que manten胊n al millonario escondido en Suiza.

El indulto de Rich por decisi贸n del presidente Bill Clinton desat贸 tal esc谩ndalo pol胻ico que oblig贸 al mandatario a aclarar que la iniciativa de indultar al pr贸fugo parti贸 del partido Republicano. Como afirma el diario Clar胣, Clinton cit贸 entre quienes pidieron por Rich, los siguientes nombres: el del asesor letrado de la Casa Blanca, el republicano Jack Quinn; el del exfuncionario de la presidencia de Richard Nixon, Leonard Garment; el del ex funcionario del Departamento de Justicia con Ronald Reagan, William Bradford Reynolds, y el del abogado Lewis Libby, tambi茅n notorio miembro del partido Republicano.

Al mencionar a Lewis Libby, Clinton sab胊 que pon胊 punto final al esfuerzo de los republicanos por usar el indulto a Rich para da帽arlo pol胻icamente, porque Lewis Libby es actualmente el secretario general del vicepresidente Dick Cheney.

Lo que s no mencion贸 Clinton, pero ha descubierto la prestigiosa revista TIME, es que la ex esposa de Marc Rich y que intercedi贸 para que se perdonara al financiero pr贸fugo, lleva aportados 1 mill贸n de d贸lares a las causas dem贸cratas. Entre ellas 70.000 d贸lares a la campa帽a para el Senado de Hillary Clinton y 450.000 $ al fondo presidencial de la biblioteca de Clinton.

La tormenta desatada por el indulto a Rich hizo pensar que 茅ste podr胊 volver a encontrarse con nuevos problemas judiciales en alg煤n momento, por delitos no incluidos en las causas judiciales indultadas por Clinton o bien por otros nuevos. En previsi贸n de dificultades, el presidente George W. Bush volvi贸 a indultar a Marc Rich.

La actualizaci贸n por parte de Bush del poder de Rich explica la cautela de Francia y Espa帽a a la hora de manejar su nombre. No obstante, la ministra de Medio Ambiente de Francia se refiri贸 a 茅l expl胏itamente al comentar la bancarrota de MetalEurope, una compa帽胊 en la cual Rich participa a trav茅s de su firma Glencore: “al igual que en el caso Prestige, la cadena de responsabilidades ha sido organizada concienzudamente para que los empresarios delincuentes escapen a sus responsabilidades”. “Es sorprendente y alucinante –agreg贸- que encontremos los mismos nombres y las mismas sociedades detr谩s del Prestige y de MetalEurope.

Rich, que obtuvo la nacionalidad espa帽ola en 1982, tambi茅n goza de importantes apoyos pol胻icos y empresariales en Espa帽a, donde como se帽ala el diario Clar胣, en 1994 se inaugur贸 en la Universidad Carlos III de Madrid la c谩tedra de negocios financiada por la Fundaci贸n Rich, que lleva su nombre. Sus problemas con la justicia no le permitieron acudir al acto, a pesar de que hab胊 sido invitada hasta la Reina Sof胊 de Espa帽a. La Fundaci贸n Rich, que en la actualidad est谩 presidida por el ex jefe del servicio secreto israel (Mossad) Avner Azulay, tuvo como anterior presidente al Premio Nobel espa帽ol ya fallecido Camilo Jos茅 Cela. Tambi茅n cont贸 con el apoyo del conocido empresario espa帽ol Fernando Fern谩ndez Tapias, vicepresidente de la Confederaci贸n espa帽ola de organizaciones empresariales CEOE y 隆Propietario de REMOLCANOSA!, la empresa contratada por la Sociedad Estatal de Salvamento y Seguridad Mar胻ima (SASEMAR) y cuyos remolcadores tuvieron una m谩s que controvertida actuaci贸n en el desastre del Prestige. De la amistad entre Fern谩ndez Tapias y Marc Rich da idea el hecho de que, tal y como hizo p煤blico el Grupo parlamentario de izquierda Unida, el empresario espa帽ol solicit贸 personalmente a Bill Clinton el indulto para Rich (la carta aparece en la p谩gina Web de esta formaci贸n pol胻ica).

La basura de Crown
Crown Resources ha demostrado una gran capacidad para incorporar valiosos colaboradores desde mediados de la d茅cada de los noventa. As, un ex vicepresidente de la Uni贸n de Bancos Suizos, Ron Cox, especializado en trade finance, y Paul Maxwell, ex responsable mundial del 谩rea de commodity finance de ABN Amor, encabezan el 谩rea financiera de la empresa. Joe Moss, ex ministro gibraltare帽o, es otro de los miembros del consejo de administraci贸n de Crown Resources desde 1996, justo tras su abandono de la pol胻ica. Frente al extenso curr胏ulum de los dem谩s miembros del consejo, el m茅rito de Moss se reduce a su calidad de exministro de Gibraltar. La sociedad flet贸 21,5 millones de toneladas de crudo en 2000 frente a los 11,7 millones de toneladas de 1998 y la compa帽胊 asegura que su base de clientes est谩 en continua expansi贸n en los mercados emergentes, que son menos escrupulosos con la calidad de los productos que compran.

Aunque oficialmente su actividad se centraba en la compra-venta de materias primas, Crown Resources dedicaba parte de su actividad al “bargain” nombre con el que en el argot pretrolero se conoce al comercio de productos de baja calidad y a bajo precio. Es decir, vende productos petroleros vetados en la Uni贸n Europea por su mala calidad o alto contenido en azufre y que, sin embargo, s pueden ser usados en otros lugares del mundo. Seg煤n el diario El Pa胹, el fuel oil que transportaba el “Prestige”, ten胊 un 2,58 por ciento de azufre, cuando en la Uni贸n Europea no se pueden vender productos derivados del petr贸leo que superen el l胢ite del 1 por ciento. Por si esto fuera poco, este fuel residual -que en terminolog胊 rusa se conoce como M100, en la escala francesa fuel N 2 y en la denominaci贸n inglesa o internacional, es conocido como fuel n 6 o bunker oil C- est谩 catalogado por la IARC (Agencia Internacional de Investigaci贸n del Cancer) dependiente de la OMS, como cancin贸geno humano (2B).

Debido a su escasa seguridad, las petroleras occidentales ya no contrataban los servicios del “Prestige”, pero para compensar su antig黣dad y lograr clientes, este buque cobraba muy barato, por eso trabajaba en el mar b谩ltico y el Golfo P茅rsico para intermediarios independientes, es decir, para empresas opacas, con tapaderas en para胹os fiscales y negocios m谩s que turbios. Por ejemplo, en verano del 2002 sirvi贸 como “almac茅n flotante” en el puerto de San Petesburgo, donde recog胊 petr贸leo de los barcos fluviales y lo transfer胊 a un petrolero oce谩nico.

Como ha denunciado la cadena de radio espa帽ola COPE, barcos iguales al “Prestige” hacen un trabajo similar en Gibraltar, vendiendo fuel de baja calidad a otros barcos –como una gran gasolinera flotante- y causando graves vertidos en la bah胊 de Algeciras ante la impasibilidad de las autoridades espa帽olas.

Tal y como informa el Centro de Estudios del Medio Ambiente (CEMA), que ha tenido acceso a informes de la aseguradora, el “Prestige” carg贸 en Letonia 76.972 toneladas de fuel pesado de alta densidad (cst 600, gravedad especial 0,99), teniendo como destino (seg煤n los documentos presentados por el delegado del Gobierno en Galicia) el Pe帽贸n de Gibraltar. No obstante, seg煤n fuentes del sector, su destino real era “Gibraltar to orders” lo que significa dirigirse hacia la colonia brit谩nica y esperar noticias sobre su destino definitivo. La empresa fletadora ha difundido un comunicado indicando que la carga del “Prestige” ten胊 como destino Singapur y no Gibraltar. Al parecer, mientras el petrolero navegaba rumbo a su primer destino, Crown Resources encontr贸 un comprador para el fuel oil. “Tenemos un contrato con los propietarios del barco para que 茅ste sea entregado a sus due帽os en Singapur, no en Gibraltar”, asegura Crown Resources. Por su parte, el embajador del Reino Unido en Espa帽a, Peter Torry, ha desmentido que existiera conexi贸n alguna entre el buque “Prestige” y Gibraltar. Torry ha dicho que la operadora responsable del mercante “no ten胊 ninguna intenci贸n de parar” en la colonia gibraltare帽a. Estas declaraciones pueden interpretarse a la luz de los hechos: no son mentira, porque Crown Resources dice que el petrolero iba a Singapur, pero tampoco son verdad, porque el barco, en principio, s ten胊 como destino Gibraltar, ya que all era donde iba a recibir las 贸rdenes definitivas de su destino.

A la confusi贸n sobre su destino ha contribuido tambi茅n el capit谩n del “Prestige”, el griego Apostolos Mangouras, detenido por la Guardia Civil por no colaborar con las autoridades para alejar el barco de las costas gallegas. En su declaraci贸n ante el juez, Mangouras dijo que no sab胊 d贸nde estaba el diario de navegaci贸n, a pesar de que admiti贸 que la documentaci贸n que consideraba importante la hab胊 rescatado la tripulaci贸n. Dicho diario es de gran inter茅s, ya que en el mismo se deben anotar puntualmente todas las incidencias que surjan durante la navegaci贸n, as como las 贸rdenes oportunas para intentar superarlas.

Lamentablemente, y con la tragedia del Prestige de fondo, Crown Resources ya hab胊 encargado a otro petrolero similar “El Byzantio”, el transporte de 53.000 toneladas de fuel-ol. Seg煤n denuncia la organizaci贸n ecologista WWF/Adena, el Byzantio, que fue asaltado por Greenpeace, es un barco monocasco cono bandera de conveniencia. Unos meses antes fue retenido en Dubl胣, donde se le detectaron ocho fallos. Adem谩s, la carga deber胊 pasar por el Estrecho de Gibraltar con direcci贸n a Singapur o Indonesia.

Mijail “el fil谩ntropo”
Como se ha apuntado anteriormente la Crown Resources es propiedad del conglomerado ruso llamado Alpha Group Consortium. El consorcio se describe a si mismo como “uno de los mayores conglomerados financiero-industrial de propiedad privada de Rusia, con intereses en el petr贸leo, el comercio, la banca comercial y de inversi贸n, en los seguros, el comercio minorista, el procesamiento de alimentos y las telecomunicaciones”. El presidente del Consejo Supervisor del Grupo Alpha es Mihail Fridman. Fridman fund贸 el Alpha Group Consortium, un holding que hoy controla el Alpha Bank (el mayor banco privado de Rusia), Alpha Capital, Tyumen Oil, varias empresas de material de construcci贸n, negocios de procesamiento de alimentos y una cadena de supermercados. Otras actividades de Apha incluyen la propiedad del 40% de todas las exportaciones de carne de Mongolia (estas exportaciones tienen la intenci贸n de ayudar al pa胹 a pagar su deuda externa con Rusia) y una aventura para lanzar sat茅lites de comunicaciones en Iraq, Ir谩n y Siria.

Las personas m谩s cercanas asociadas a los negocios de Fridman incluyen a Leonard Vid, ex primer subdirector de la Comisi贸n Sovi茅tica Gosplan. El Grupo Alpha dice que “a pesar de que sigamos estando expuestos a los riesgos del mercado del petr贸leo, estamos c贸modos en esta situaci贸n porque entendemos que la relaci贸n riesgo /beneficio es favorable”.

Fridman, seg煤n la revista estadounidense Fortune, es el noveno hombre m谩s rico del mundo con menos de cuarenta a帽os y con un patrimonio estimado en 2.100 millones de d贸lares. Es uno de los 12 baron robbers (t茅rmino surgido en EE.UU. a finales del siglo XIX para referirse a multimillonarios cuya fortuna se hab胊 forjado con pr谩cticas a menudo ilegales e incluso violentas) m谩s prominentes de Rusia. Un ejemplo incontestable del modo de actuar de Mijail Fridman, es el caso Smirnoff. Una de las filiales de Alpha Group, Trade House, comercializa un vodka bajo esta marca en el mercado ruso, lo que ha motivado que el frabricante y propietario de la marca en todo el mundo, legalmente adquirida a su due帽o en 1952, el grupo multinacional Diageo est谩 pleiteando en los tribunales rusos contra Trade house, un juicio que se antoja complicado dada la excepcional posici贸n de Alfa en Rusia. Seg煤n Diageo, Trade House ha intentado introducir su producto en algunos mercados europeos sin la correspondiente etiqueta de la UE y ha tratado de distribuirla en mercados “paralelos” al legalmente establecido tanto con la marca en conflicto como con marcas semejantes, en concreto Smirnov y Smirnova.

Entre los m煤ltiples negocios de Alpha Group el crudo ocupa un lugar estelar, en concreto su filial petrolera Tyumen Oil (tambi茅n conocida como TNK). En sus or胓enes fue una empresa estatal, de la que Alpha compr贸 el 40% en 1997 por 810 millones de d贸lares. En 1999 Alpha complet贸 la transacci贸n comprando el resto del capital por 270 millones de d贸lares al gobierno ruso. La prensa asegur贸 en su momento que en realidad los pagos efectivos fueron de 170 millones de d贸lares por el primer paquete y otros noventa millones por el segundo. Existen fundadas sospechas de que el fuel del Prestige procede de Tyumen. Esta sospecha viene alimentada por una sentencia del Tribunal Supermo del Reino Unido en la que se establece que en las operaciones de Crown Resources, el producto procede de Tyumen Oil. Este caso se juzg贸 en noviembre de 2001 por el Tribunal Supremo del Reino Unido porque Crown Resources buscaba recuperar pagos secretos hechos por sus clientes a antiguos empleados. A lo largo del juicio, Mr. Justice Graland dijo que “Crown ten胊 una empresa hermana en la Federaci贸n Rusa, Alpha Eko. El Departamento Internacional de 茅sta llevaba las transacciones fuera de la Federaci贸n Rusa para la rama de comercio de productos b谩sicos de CTFL. Una parte sustancial del negocio de Crown consist胊 en importar crudo y productos petrol胒eros rusos a Europa occidental, por un valor de 80-90 millones de d贸lares al mes. Alpha Eco y Crown usaban tres compa帽胊s de la isla de Man –Eastmount Properties, Lamport y Fulbrook- para realizar los pagos leg胻imos a los empleados en concepto de trabajo en el extranjero. El crudo se trajo de la Tyumen Oil Company, calificada como TNK”.

En febrero de 2002 Norex petroleum llev贸 a juicio en la Corte del Distrito de Nueva York a varias compa帽胊s de Alfa, incluyendo Tyumen Oil, al igual que a individuos clave en el Grupo Alfa. Norex pide 1,5 billones de d贸lares bajo la legislaci贸n RICO contra el crimen organizado. Tyumen y los acusados negaron rotundamente las demandas de Norex.

En julio de 2002 la revista Observer describi贸 a Tyumen Oil como “una compa帽胊 rusa bajo investigaci贸n por sus conexiones con la mafia”. A estas acusaciones hay que sumar un informe del Center for Public Integrity (CIP) basado en documentos del FSB (el equivalente ruso al FBI) en el que detalla como ex agentes de la CIA y la KGB establecieron un s贸lido v胣culo con Alpha y Tyumen. Seg煤n el mismo informe, ejecutivos de Alpha Group tambi茅n recib胊n transferencias provenientes de narcotraficantes de coca胣a colombiana que blanqueaban el capital utiliz谩ndolo para comprar acciones de diversas compa帽胊s rusas.

Pero en ninguna parte las actividades de Tyumen Oil causaron m谩s revuelo que en el campo petrol胒ero de Samotlor en Siberia occidental. A Tyumen Oil le pertenec胊 la mitad del campo petrol胒ero, junto con otra compa帽胊 llamada Chernogreft en posesi贸n de la otra mitad. Misteriosamente, Chernogreft, que tiene lazos cercanos con BP Amoco, fue forzada a la bancarrota. El valor de la compa帽胊 de mil millones de d贸lares fue adjudicado (por subasta) a Tyumen Oil por tan s贸lo 176 millones de US $, un acuerdo que seg煤n el Banco Europeo de Reconstrucci贸n y Desarrollo (BERD) fue “una verg黣nza” y “completamente contraria a los principios de equidad y transparencia”.

El Grupo Alpha se quej贸 del trato del BERD a las compa帽胊s del grupo, alegando que sus empresas hab胊n sido injustamente incluidas en la lista negra de compa帽胊s con las que el BERD no negocia. El presidente del Alpha Bank, Peter Aven, dijo que el BERD hab胊 sido indebidamente influencia por las afirmaciones hechas por la prensa rusa: “Todo este material comprometido se publica sobre cualquier persona, incluy茅ndonos a nosotros. Pero hay rusos y rusos. No todos son de la mafia”. De hecho, dice Aven, Aplha Bank deber胊 ser un socio natural del BERD.

En 1999, Tyumen oil pidi贸 un pr茅stamo garantizado por 490 millones de d贸lares al Export Import Bank (EXIM, el banco de exportaci贸n e importaci贸n de los Estados Unidos). La mayor parte del pr茅stamo –300 millones- se destinaba a comprar equipos al gigante de energ胊 estadounidense Halliburton. Seg煤n informa el Washington Post, la entonces Secretaria de Estado, Madelaine Albright vet贸 su desembolso por entender que era “contrario a los intereses de los Estados Unidos”. Pese a ello el consejero de Halliburton, experto en lobby corporativo, actu贸 para anular esas objeciones y el pr茅stamo fue concedido. El consejero se llamaba Richard Cheney, actual vicepresidente de los Estados Unidos.

El 11 de octubre de 2002, Alpha Eko, una de las compa帽胊s que dirige Fridman, anunci贸 que hab胊 firmado “uno de los mayores acuerdos en la historia de los seis a帽os del programa petr贸leo por alimentos” entre Irak y la ONU, por 20 millones de barriles al a帽o. Se cree que Rusia puso como condici贸n para apoyar la resoluci贸n estadounidense aprobada por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas sobre Irak, que se respetasen sus contratos petrol胒eros actuales en el caso de un cambio de r茅gimen.

Mientras sigue con estas pr谩cticas, Tyumen Oil est谩 intentando adquirir respetabilidad en Occidente. En junio de 2002, Sir Peter Walters, ex presidente de BP, fue nombrado miembro del “Consejo Asesor” de Tyumen Oil. Sir William Purves, ex Director de la Shell Transport and Trading Company, tambi茅n se sum贸 al “Consejo Asesor”, as como James A. Harmon, en julio. Entre 1997 y 2001, Mr. Harmon fue el Presidente del Export Import Bank de Estados Unidos. La empresa encargada de las Relaciones P煤blicas de Tyumen Oil es Maitland Consultancy.

En esta l胣ea de lavado de imagen, Mija胠 Fridman anunci贸 su prop贸sito de construir un monumento en honor de Joseph Brodsky, el poeta ruso ganador del Premio Nobel de Literatura. Sin duda, el golpe de efecto del anuncio fue notable y mostr贸 a las claras las conexiones –siempre negadas por 茅l- con la clase pol胻ica, ya que en el proyecto colaboraba y prestaba su imagen el Ayuntamiento de San Petesburgo, la segunda ciudad de Rusia.

La empresa brit谩nica encargada de las Relaciones P煤blicas para la Crown Resources es Gransfield. BP ahora parece haber hecho la paz con Tyumen Oil, anunciando una joint venture con la compa帽胊 en octubre de 2001, para explotar la reserva de gas Kovytka en Irkustk, un proyecto que ha sido criticado intensamente por los defensores locales del medio ambiente.

Pero para Gransfield su relaci贸n con Crown Resources ha sido m谩s bien ef胢era. Para protegerse de eventuales demandas de las v胏timas de la marea negra del Prestige, Alpha Group se ha separado de Crown Resources en el m谩s estricto secreto. De este modo el holding de Mijail Fridman se pone a salvo de procesos judiciales, pues Crown Resources, propietaria de la carga, ya no existe legalmente. La nueva compa帽胊 ha sido rebautizada como ERC Trading (Energy, Resources and Commodities Trading). El art胒ice de la operaci贸n fue Jost Villiger (que ha venido presidiendo Crown Resources AG desde el 30 de junio hasta el 24 de diciembre de 2002) quien en compa帽胊 de otros cinco directivos ha recomprado las acciones al grupo Alpha. Seg煤n la Gaceta oficial suiza de comercio, el abogado Jost Villiger administra ya una veintena de compa帽胊s; la mayor胊 sin nada que ver con el negocio de materias primas. Para el diario franc茅s Le Monde, la dimisi贸n del director general de Crown, Steven Rudofsky y de su adjunto Paul Maxwell, da cr茅dito a la hip贸tesis del nombramiento de un oscuro testaferro por los rusos.

驴Y en cuanto al seguro de la carga del Prestige? Parece claro que la Crown ha sido cedida tras cobrar por la p茅rdida de las 77.000 toneladas de fuel. “Se trata de un seguro simple por da帽os. El valor se basa en las facturas. La instrucci贸n del expediente por el corredor es muy r谩pida en los casos de p茅rdida total”, indicaba un experto de primas mar胻imas de Lloyd’s a Le Monde. Este diario se poso en contacto con la firma que representa a Crown Resources, la londinense Clyde & Co, que se neg贸 a hacer comentarios.

No cabe duda de que, en t茅rminos puramente econ贸micos, todo apunta a unas magn胒icas perspectivas de futuro para Alpha Group y Mija胠 Fridman. En los 煤ltimos tiempos el magnate ruso ha ido convenciendo a compa帽胊s como BP, Royal Dutch/Shell Group y Total Fina Elf para que se abran a los crudos rusos y reduzcan la dependencia de los procedentes de Oriente Pr贸ximo. No debemos olvidar que una cantidad considerable de los barcos que Fridman fleta para transportar crudo tienen pabell贸n de los pa胹es b谩lticos (Lituania, Letonia y Estonia) que, al no haber suscrito el protocolo de Par胹, evitan la inspecci贸n en sus puertos.

El verano pasado, Fridman insist胊 en que circunstancias como la crisis econ贸mica en Argentina, los esc谩ndalos financieros en EE.UU. y la complicada situaci贸n en Oriente Pr贸ximo deb胊n llevar a los inversores extranjeros a plantearse su entrada en el mercado ruso.

Pero, m谩s que una inversi贸n, lo que existe es una gigantesca operaci贸n de blanqueo de dinero impulsada, planificada y protagonizada por la mafia rusa. Por ejemplo, el primer inversor en Rusia en el 2001 fue Chipre con 2000 millones de d贸lares –un 15% del total- y el quinto, nuestro vecino Gibraltar. Ambos datos son sospechosamente sorprendentes si se tiene en cuenta que la poblaci贸n de Chipre apenas supera los 700.000 y la de Gibraltar no llega a los 30.000.

Si te ha gustado este post, suscríbete al feed.

Categorías: al margen