Listado de desgracias ciudadanas

(Por An√bal Litvin) Salir a la calle en estos d√as no es tan f√°cil. Robos, inseguridad, piquetes, choques, cortes y quebradas -como dir√a Sold√°n- que nos vuelven cada d√a m√°s locos – como dec√a Celeste Carballo-. Vea si no se siente identificado por alguna de estas.

-En una misma cuadra, esquivar teresos de perro, baldosas flojas y evitar quebradura de tobillos con los desniveles de las veredas. Como dato positivo, tratando de no pisar nada, le sirve para jugar a la rayuela.

-Encuestadores televisivos. Atacan con el micr√≥fono y preguntan las pelotudeces m√°s diversas. “¬ŅCu√°ntas veces hizo el amor en este siglo?” “¬ŅCree en la amistad entre el hombre y el elefante?” “¬ŅMenem tiene el brazo quebrado con un yeso duro o tiene la cara dura como un yeso?” Si uno llega a contestar, despu√©s tu cara aparece editada con nariz de payaso o con cartelitos debajo que dicen “pelotudo” como cosa m√°s liviana.

-Artistas en los sem√°foros. Muy lindos si al malabarista no se le cae una de las clavas arriba del capot del auto o si al lanzallamas no se le escapa el fuego y nos quema la peluca.

-Tel√©fonos tragamonedas. Es un cl√°sico, pero han vuelto ahora que los tel√©fonos p√ļblicos no est√°n tan bien como hace 8 a√Īos. Y hay otra desgracia peor: agarrar una sucesi√≥n de tel√©fonos que s√≥lo permiten tarjeta y no toman monedas. As√ uno camina varias cuadras. Mejor ir caminando a la casa de quien queremos llamar: va a hacer m√°s r√°pido.

-Mangueros ocasionales. En la calle todos se tiran el lance. Y si usted le llega a dar 10 centavos a uno, inmediatamente le caen 10 m√°s. “¬ŅC√≥mo? Si le diste a √©l por qu√© no a nosotros?”, le protestar√°n.

-Manifestaciones diversas. Piquetes por aqu√, marchas de la bronca por all√°. Si usted no cuenta con un helic√≥ptero, a veces hay que dar un rodeo de 200 cuadras para llegar a un lugar que est√° a 200 metros de su posici√≥n.

-Para automovilistas: usted pasa con amarillo y lo para la cana, y detr√°s de usted pasan 3 autos en rojo que siguen felices su camino… hasta la violaci√≥n del pr√≥ximo sem√°foro en rojo. ¬ŅPor qu√© a m√?

-Vendedores ambulantes, mesas de los bares en las veredas, mendigos tirados en el piso, venta callejera de celulares, artesanos con su mantita expositora de pulseritas y anillos. Para caminar una cuadra entre todos ellos hay que pasar por un laberinto y uno termina esquivando todo lo que aparece, mejor que Mohammad Alà en su época de gloria.

-Por un tr√°mite o algo similar, uno aparece en una zona que casi nunca pisa. Y justo en esa zona y a esa hora, empieza un tiroteo o una toma de rehenes que nos deja varados (y re-cagados) durante horas. La ventaja: tu familia te puede ver en el canal TN y saber que todav√a no est√°s muerto.

-Uno quiere disfrutar de unos minutos tranquilo en una plaza. M√°s all√° de la caterva de fascinerosos que nos pueden rondar, el remate de la situaci√≥n es cuando uno se levanta del banco y un clavito salido nos raja la ropa de manera rid√cula o vergonzante. Terrible.

Si tiene alguna desgracia, no se quede con las ganas y env√ela. Compartir las penas siempre es bueno. Gracias.

Si te ha gustado este post, suscríbete al feed.

Categorías: humor